La gente

2
Mejor no salir de casa, hay mucha gente.

Dicen que el roce hace el cariño, pero ¿cómo puedes siquiera acercarte a ese rebaño de cabezas reducidas? Serían capaces de tirarse o tirarme por un barranco con tal de sacar provecho. ¿Qué digo? Si son los mismos que están permitiendo el expolio de los más débiles. Cada día son testigos privilegiados de crímenes que quedan impunes. Solo miran por su propio beneficio y destrozan todo lo que se atreva a cruzarse en su camino. Una panda de hipócritas mezquinos. Son una plaga de langostas violentas e irracionales. Te digo que tengo miedo de esta marabunta salvaje cuando no estás. No se dan cuenta de que todo se está yendo a la mierda por su culpa. Se pelean por ganarse una pensión y un crucero por el Mediterráneo para ver de cerca cómo estallan las bombas. Pero tú no eres como ellos. A pesar de no habernos conocido, sé que eres especial, dondequiera que estés. Te busco entre la multitud y solo encuentro gente, gente y más gente. 

Ya no quedan personas, solo gente.

5

El guionista y director Charlie Kaufman parece seguir sepultado bajo toneladas de existencialismo depresivo. En toda su obra se percibe un la peste de los tanatorios. Siempre dedica algún momento a recordarnos la brevedad del ser y el poco tiempo que tenemos para llenar el mundo de felicidad a pesar de las complicaciones que ello conlleva. A fin de cuentas el mensaje de Kaufman es de esperanza en medio de una tormenta de adversidades y un aumento de padecimientos psicológicos. El protagonista de Anomalisa es otro hombre sin rumbo que tantas veces a escrito Kaufman, víctimas de una angustia existencial (normalmente acompañada de una frustración sexual galopante) que parece no tener otra solución que una variante de escapismo fantástico, paranormal o extraordinario que no hace más que atraer otros problemas. Michael Stone, decía, sufre un curioso trastorno: en su percepción del mundo todos los seres humanos comparten la misma cara y la misma voz, el síndrome de Frégoli llevado a la enésima potencia. Para él la masa se confunde literalmente en individuos indistinguibles unos de otros. Esta alucinación ha creado en  Michael un sentimiento de enorme soledad en medio de una invasión de clones. Kaufman presenta así su planteamiento filosófico, con ecos con cierta escena de Cómo ser John Malkovich (Spike Jonze, 1999), para hacernos reflexionar sobre nuestra condición de mentes aisladas, la incapacidad de empatizar por completo con los demás y el problema de reducir a los desconocidos a una misma categoría. Sin embargo no faltan pizcas de humor que aportan necesitada levedad a estos temas tan pesados.

8

El formato animado fue una decisión inesperada, teniendo en cuenta que la obra fue concebida como una especie de drama radiofónico allá por el año 2005. Y aun así el resultado es fenomenal a la hora de presentar la idea central. Charlie Kaufman es otro de esos autores que exploran la naturaleza teatral y falsa de la ficción. En Adaptation (Spike Jonze, 2003) y en Sinecdoche, New York (Charlie Kaufman, 2008) ya jugaba con diferentes niveles de realidad para empaquetar su mensaje existencial, poniendo a prueba la suspensión de la incredulidad del espectador. Charlie Kaufman quiere que su público sea consciente en todo momento de la farsa que se le presenta para situarnos en una posición privilegiada, un palco con vistas a todo el escenario de la vida. Anomalisa da señales de tener conciencia propia cuando destaca los defectos de la ficción de marionetas: la ilusión de cohabitar con seres humanos idénticos se refuerza cuando el nivel de realismo no va más allá del teatrillo de figuras articuladas; se establece un límite que da mayor verosimilitud a lo imposible. Además, a efectos prácticos, la trama exige el uso de muñecos: diferentes cuerpos con una misma cara, producto de una cadena de montaje que abarata los costes de diseño. Por supuesto, el hecho de que la mayoría de los personajes parezcan fabricados en serie refuerza la idea de que Michael Stone, al igual que Vincent Price en una peli de 1964, es el último ser humano único en el mundo.9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s